Estamos dedicándole estos días del mes de diciembre, en los que el ambiente navideño-madrileño nos apabulla queramos o no, al concurso de licitación de una obra que se nos antojaba muy interesante desde que la vimos publicada. En plena Alcazaba de Badajoz, de la antigua بطليوس Bataliaus de Ibn Marwan hoy en día se puede visitar toda una suerte de lugares singulares como son el Museo Arqueológico Provincial que fue en su día el palacio de los Condes de Roca, los Jardines de la Alcazaba, la Biblioteca de Extremadura, la Facultad de Biblioteconomía y Documentación de la UEX Universidad de Extremadura. Todos ellos son importantes emplazamientos públicos que fomentan la actividad -sobre todo la escuela universitaria- y suman uso, percepción y visitantes al principal monumento histórico de la ciudad.

Esperamos que la anécdota de este concurso se quede en el escaso tiempo con que el Ministerio de Fomento anunció el día de la visita, apenas 24 horas antes. El mismo día de la publicación de dicho anuncio nos desplazamos a toda velocidad a la ciudad de Badajoz par acudir a una visita concertada con Carmen Cienfuegos Bueno, arquitecta redactora de este -a nuestro juicio- muy buen proyecto de rehabilitación y puesta en valor de las dos torres.

“Es pequeño y hay palomas”.

Si tuviéramos que describir en dos palabras lo que vimos aquel día, esto es lo que diríamos, parafraseando con no cierto sarcasmo el título del libro de Federico Soriano “Es pequeño, llueve dentro y hay hormigas”. Los espacios en los que habrá que trabajar son pequeños, pero sus accesos son minúsculos, ambas características de las arquitecturas almohades que fueron incorporadas en edificios cristianos posteriores. Si las murallas de la Alcazaba de Badajoz son las infraestructuras más antiguas de la ciudad, la Torre de Santa María y la Torre de los Acevedos son las edificaciones con más historia tras sus muros.

Todo esto y gran parte de lo que contamos en este artículo procede de un fantástico estudio histórico de Juan Altieri Sánchez y Carlos sánchez Rubio que acompaña y queda integrada en el Proyecto de Ejecución. Decimos fantástico no por extenso ni ehahustivo, sino porque en ochenta páginas consigue unificar una historia que arranca en el año 875 con Ibn Marwan de

Proyecto de Ejecución

documentaciones-tecnicas-torre-acevedos-santa-maria-alcazaba-badajoz-pasarela

documentaciones-tecnicas-torre-acevedos-santa-maria-alcazaba-badajoz-geodesico

enjalbegado