Buenas fotos hacen buenas documentaciones técnicas

por | 27/05/2015 | Profesión, Técnicas | 0 Comentarios

“Buenas vallas hacen buenos vecinos” dicen los norteamericanos. Y buenas fotos hacen buenas documentaciones; eso lo decimos nosotros. Con esta regla de tres de mercadillo arranca este artículo que sólo tiene un fin anecdótico y de mera expresión.

Y es que una de las cosas que siempre nos ha llamado la atención es -y que me perdonen los aludidos- la mierdecilla de cámaras que lleva la gente en las visitas de los edificios, los monumentos y demás infraestructuras en las que actuar. Suponemos que son cámaras compradas por las empresas, compactas, usadas por un montón de gente e incluso peleadas a veces. Que si me la has dejado sin batería, que si ésta no es mi tarjeta, que dónde está el cargador, que creo que me la dejé en el coche… En fin, como usar el cepillo de dientes de otro… Aun así la cosa aún tiene salvación ya que existe otro nivel por debajo: alguien al que da pánico siquiera mencionar, como si por pronunciar 9 veces su nombre fuera a aparecer justo detrás de nosotros. Efectivamente, hablamos de ese personaje que va con el Samsung haciendo trabajo de campo, tirando fotos a la que wasapea o incluso responde alguna llamada. Sin remedio.

Por escribir esto de manera tan mordaz no es que nos creamos José Manuel Ballester. Todo lo contrario. Seguramente al él no le importa que se ensucie o golpee su cámara o se le raye algún filtro con el polvo o por un pie metido en una cata. Buenas fotos de rincones, edificios serie B y desconchones le llevaron al Premio Nacional de Fotografía de 2010. A este tío le gusta el escombro, su valor plástico, su casualidad, su verdad y -aunque suene manido- su belleza; como si de mujeres u hombres atractivos y maduros se tratase. Le pone el escombro. Y a nosotros también, claro.

“Buenas fotos de escombros”

¡Uh!, vaya un título, ¿verdad? Si hubiese una exposición con ese eslógan sería para salir corriendo a verla incluso en pijama. No es un título de cartel de diseñador gráfico pero sí una buena combinación de términos. Bien, pues sea de novias, de grullas o de escombros, para hacer buenas fotografías lo que hay que hacer -a nuestro juicio- es empezar por disponer de una buena cámara y un objetivo apropiado. Nada exorbitante pero sí aceptablemente bueno, y sin olvidar que la meta es la elaboración de buenas documentaciones técnicas: esas que intentamos hacer a diario: ¡ese es el objetivo!.

Llevamos haciendo fotografías con una cierta intención desde que empezamos a estudiar: viajes de final de semestre, maquetas, landscapes, fotografía interior… pero todo de manera casual y desde un nivel de aficcionado. Es noble reconocer que muchas veces puede la pereza de tener que pensar para tirar una fotografía. Los procesadores de las cámaras actuales ya lo hacen por ti, pero esa ligereza de pensamiento en el momento de ajustar difragma, velocidad y saturación con un roce de las llemas de los dedos (y sin que cueste esfuerzo), eso no tiene precio.

Cámaras y objetivos

Hablábamos de objetivos. Por “apropiado” queremos decir que no por costar 3000 euros tenga que ser el mejor. Un 16-18 creemos que podría ser estupendo. Más zoom nos dejará cortos los encuadres interiores y será imposible conseguir sacar todo un alzado de zócalo a cornisa en una sola toma. Más apertura significará mucho dinero antes y mucho photoshop después y eso no nos gusta tampoco.

documentaciones-tecnicas-fotos-objetivo-para-canon-memorias    documentaciones-tecnicas-fotos-objetivo-para-samsung-memorias documentaciones-tecnicas-fotos-objetivo-para-nikon-memorias

Tres objetivos muy interesantes: el Canon EF 17-40, el Walimex Pro para Samsung o el Tamron B001NII para Nikon. Si hay dinero una opción estupenda es un Nikkor de segunda mano. Con un objetivo así y un buen filtro U o antireflejos sí se sacan buenas fotos. Nada de links, nada de publi, “nada disneylandia”.

Sabemos que no podremos llevar un trípode a las visitas de obra, pero una cámara reflex pesada de cuerpo generoso ayudará bastante a la estabilidad. Tampoco hay que tenerle miedo a cerrar el diafragma un poco. No nos comportamos como fotógrafos profesionales, podemos permitirnos un poco de blur, y de los Blur pues algo también, claro. Disparar con menos apertura también permite reducir los errores de lente; con más apertura se consiguen mejores efectos artísticos: no interesa. De lo que se trata es de conseguir la mayor mayor profundidad de campo posible y eso entre las prisas, los agujeros, las ganas de la mayoría en terminar pronto y la tensión que se respira lo mejor es colocar un diafragma f/8 y a otra cosa.

Al final resulta que la cámara no es más importante que el objetivo pero lo es. La nuestra es una Nikon reflex que cuidamos más que a nuestra salud precisamente por eso mismo: porque es nuestra, pagada de nuestro bolsillo cuando no teníamos para nada más. La Canon EOS 7D o un modelo algo más antiguo de Nikon: la D90, tampoco están mal. Son cuerpos robustos y con el objetivo montado pesan de la leche. Pero hay una cámara que nos parece una pasada: la Coolpix 7100 que, como semireflex, es un modelo asombroso. Tiene cuerpo de acero y por no ser una reflex no hay que ser un loco con ella.

documentaciones-tecnicas-fotos-cuerpo-canon-EOS-7D-memorias documentaciones-tecnicas-fotos-cuerpo-nikon-D90-memorias   documentaciones-tecnicas-fotos-cuerpo-nikon-coolpix-P7100-memorias

La sensibilidad. Esto es sencillo: la más baja que se pueda. “Buenas fotos” es 50 mejor que 100 y 100 mejor que 400. Si estamos viendo cuartos o galerías de instalaciones en edificios sin energía hasta el figura del Samsung te puede hacer una captura decente.

Las visitas a los emplazamientos y al entorno

Hace gracia lo de “revisitar” pero a veces es lo que se debe hacer. Y no sólo por las fotografías, sino por que a veces sí es necesaria la concentración o una segunda visita al edificio. Nuestro índice de visitas es alto, se puede ver en este listado de licitaciones presentadas, que es el disponible en estos momentos pero que se irá actualizando. Pero este tema es peliagudo y será contenido para otro artículo. Las construcciones o los edificios históricos son normalmente escenarios complejos en los tenemos muy poco -a veces ningún- control sobre la iluminación. Esto significa que tenemos que pensar seriamente en poder volver en otro momento en que quizás el sol esté más alto o más bajo, o se pueda haber nublado un poco. “Día gallego”, es decir, mucha luz con nubes constantes es el escenario ideal.

Para terminar añadimos que el tema de los encuadres, las lineas convergentes, los temas, los motivos… eso ya es personal. Es como el “factor X” del que a Marlon Brando le gustaba presumir (y con razón). De cada 50 tomas puede que en una nos detengamos un poco más. Puede que hasta toquemos un poquito el diafragma. Puede incluso hasta que en una sola fotografía en todo un edificio nos animemos a cambiar a modo manual y a conseguir sombras y zonas muy contrastadas. Y puede que en alguna ocasión, muy de vez en cuando, se nos ericen los pelos de la nuca. Con estas fotos, de las miles que llevamos hechas ya en edificios ruinosos montamos una vez una modesta exposición: Los otros, memoria de antiguas ruinas contemporáneas (2010-2013)

Licencia Creative Commons
Todas las imágenes contenidas en el artículo titulado ‘Buenas fotos hacen buenas documentaciones técnicas’ y las fotos actuales del artículo con el mismo nombre son contenido original. De las fotografías antiguas se ha citado la fuente en la medida de lo posible. Aquellas fueron publicadas por primera vez en sobredos.com y se encuentran bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Si son buenas fotos o no, lo dejamos a tu criterio, ¡oh lector! Pero si tanto este texto como las imágenes de nuestro otro blog te han gustado, motivado o hecho sonreir, puedes dajarnos algún comentario, o un toque en alguna de los botones de la parte de arriba. Te estaremos muy agradecidos por ello, ¡y también por haber leído hasta el final!

¿Te ha sido útil, te ha interesado o gustado este artículo?

[Total:1    Promedio:5/5]

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Textos del blog:

documentación técnica licitaciones
documentacion técnica para licitaciones
documentacion técnica licitación obras
documentaciones técnicas licitaciones
documentaciones técnicas para licitaciones
estudios licitaciones obras
estudios de licitación
estudios técnicos licitaciones
estudios técnicos de obras

estudios técnicos licitación obras
licitación de obras
licitaciones de obras
licitaciones y concursos de obra
memoria técnica licitación obras
memoria técnica para licitación
memoria técnica licitaciones
memoria técnica descriptiva de obra
memoria técnica para licitación

memorias técnicas licitaciones
memorias técnicas para licitaciones
oferta técnica licitacion
oferta técnica para licitación
oferta técnica para licitaciones
ofertas para licitaciones
ofertas técnicas licitaciones
preparación de documentación técnica
preparación de licitaciones

preparación de memorias técnicas
propuesta técnica de licitación
propuesta técnica para licitación
propuesta técnica para una licitación
propuesta técnica para licitación pública
propuesta técnica para licitaciones
propuestas técnicas para licitaciones
sobres técnicos para concursos
sobres técnicos para licitaciones